jueves, 15 de noviembre de 2012

¿Qué es el Poliamor?

 
Si no te fuera fiel, ¿qué te dolería más,
pensar que te engañé, nuestro amor o el qué dirán?
  
Si alguna vez no fuera fiel, tan solo por cambiar,
¿qué me dirías al volver, "vete con él" o "quédate,
que todo sigue igual"?
 

[Al estar investigando para hablar del poliamor (o "poliamoría", como le llaman en algún sitio) me quedé asombrado por la cantidad de sitios que lo manejan con un prejuicio y denostándolo y descalificándolo de inicio. Muchos argumentando razones éticas, morales o religiosas, pero otras (que me pareció bastante mal) dando razones "científicas" que en realidad no lo eran, pues no hacen referencia aningún estudio ni citan ninguna fuente, sólo los conocimientos del autor que se autodenomina "psicólogo".]

Pero vayamos por partes. ¿Qué es o qué se entiende por "poliamor" o "poliamoría"? Bueno, una definción bastante interesante la da el sitio www.poliamoria.com y es:
La práctica, estado o habilidad para tener más de una relación amorosa, sexual, simultánea, con el pleno conocimiento y consentimiento de todos los amores involucrados .”

Esta definición nos lleva a un debate interesante. ¿Es posible amar a más de una persona al mismo tiempo? ¿Qué pasa con la fidelidad, el compromiso, el apego, el concepto de familia?

Podríamos argumentar que todos somos poliamorosos, ya que todos amamos a más de una persona: mamá. papá, hermanos, hijos, espos@, etc. Pero, claro, me dirán que no se trata de ese tipo de amor, sino uno que se ubica en el espectro erótico-afectivo.

Quizá debemos empezar por diferencias el amor de la limeranza o enamoramiento. El enamoramiento es una etapa donde sufrimos un constante ataque de hormonas, y tiene por objeto acercarnos a una persona para procrear y establecer vínculos. Este enamoramiento puede crear estos vínculos erótico-afectivos a largo plazo y las personas involucradas establecen planes de vida que incluyen a los que son parte de la relación. Hellen Fisher establece que nuestra capacidad de amar está controlada por tres "cerebros": el cerebro sexual, el cerebro romántico y el cerebro afectivo. Simplificando al extremo la explicación de la Dra. Fisher, podríamos decir que el primero funciona con la libido, el segundo con el enamoramiento y el tercero con vínculos como el apego. Esto implica que cada uno puede funcionar de manera independiente. Es decir, puede ser que no actúen al mismo tiempo y/o hacia la misma persona. Esta propuesta es muy parecida a la idea que se tenía en la Edad Media de que un hombre tenía qué tener tres amores: el amor maternal, el amor romántico y el amor físico. El primero era la mujer con la que procrearía hijos a quienes les heredaría sus tierras o posesiones. Esta mujer era la esposa, e implicaba arreglos políticos y económicos, por lo que se hizo conveniente la monogamia. Sin embargo, el amor romántico era la dama a quien se dedicaban los logros y era inspiración para el combate o para el arte. Esta musa casi nunca tenía contacto físico con el hombre y muchas veces ni siquiera se enteraba que era objeto de inspiración. Finalmente, el amor físico era cubierto por alguna plebeya o prostituta, pero si engendraba algún hijo, éste era considerado bastardo y no tenía ningún derecho sobre los bienes del padre. Casi siempre se hacían cargo de su manutención, pero nada más. Fue el rey Luis XII de Francia quien proclamó que una mujer cubría estos tres aspectos: su esposa. Esto, junto con lo piadoso que era, hizo que la Iglesia ´Católica lo canonizara en 1293. A partir de ahí, la iglesia fomentó que el ideal es que sólo hubiera una muejr en la vida de un hombre, lo cual era muy conveniente política y económicamente ya que se evistaban peleas por los derechos de posesión de los bienes del hombre.

Hoy en día, estos principios están tan arraigados que pocas veces son cuestionados. Pero la realidad es que para muchas personas son un conflicto pues no entienden por qué de pronto se descubren enamorados de dos personas. Lo ideal aquí es platicarlo. Sin embargo, mucha gente rehusa mencionar el tema por temor a que su pareja sienta que ya no la quieren, que la hacen de lado o hará una escena de celos.

Los poliamorosos le apuestan a la honestidad. No significa que se acuesten con quien se les ponga enfrente. Los poliamorosos simple y sencillamente están abiertos a la idea de que es posible enamorarse en cualquier momento. Y, por ende, es posible que tu pareja se enamore en cualquier momento de alguien más. Y establecen que amar de verdad a una persona significa querer que sea feliz y darle la libertad de ser él(ella) mism@. Afirman que el poliamor es una forma de vida. En muchas ocasiones una persona se reconoce como poliamoroso aunque sólo tenga una pareja, o incluso ninguna, pero se apega a esta filosofía. Evidentemente, los poliamorosos pueden ser heterosexuales, bisexuales, homosexuales y cualquier combinación de ellos.

Ahora, hay tantos tipos de poliamor como personas. Pero, en general, se podrían identificar algunos, según el sitio poliamoria.com:
  • Polifidelidad. Involucra múltiples relaciones románticas donde el contacto sexual se restringe a los miembros específicos del grupo.
  • Relaciones jerárquicas. Distingue entre relación “primaria”, “secundaria” e incluso "terciaria" (i.e. la mayoría de matrimonios abiertos). [De hecho, éste es el tipo más común que me he encontrado]
  • Poligamia (poliginia y poliandria). Donde una persona se casa con varios esposos (poliandria) o varias esposas (poliginia), ( las cuales entre ellas mismas, pudieran o no estar casadas o mantener relaciones). [Mi primo está ene sta situación. Está casado y tiene otra pareja, y vive con las dos, quienes se apoyan mutuamente]
  • Relación grupal y matrimonio grupal. Donde se considera que todos los miembros están igualmente asociados unos entre otros, término popularizado por algunos novelistas como Robert Heinlein en “La Luna es Un Cruel Amante”, Robert Rimmer y Valentine Starhawk
  • Redes de relaciones conexas. Donde una persona puede tener varias relaciones en diversos grado de importancia con varias personas.
  • Relaciones mono-poliamorosas donde uno de los integrantes es monógamo pero acepta que el otro sostenga relaciones externas.
  • Arreglos geométricos. Que se describe por el número de personas involucradas y su relación de conexión. Por ejemplo, “trío”, "terna" y “cuadra”, tanto como en geometrías “V”, “N” y “W”, donde el vértice llamado “pivote”, corresponde al individuo que tiene dos conexiones.
  • Tribu. Donde las relaciones de amistad, amor y sexualidad, obedecen a redes complejas entre sus miembros, pero manteniendo entre todos una identidad y cuidado común.
 Como se ve, es muy fácil que un poliamoroso encaje en más de una de estas categorías. Sólo las ennumero para mostrar las variedades de relaciones que pueden existir, aunque, evidentemente, hay muchas más.
 Los detractores del poliamor muchas veces hablan de que éstos son incapaces de establecer un compromiso, que sólo se dejan llevar por la pasión y no pueden amar a nadie más que a sí mismos. Que actúan de manera irresponsable y por lo tanto nadie podría esperar ningún apoyo de ellos. Bueno, evidentemente hay de todo, pero gente con estas características se puede hallar enc ualquier ambiente. La realidad es que los que se identifican como poliamorosos se preocupan tanto por la honestidad y los sentimientos que se hacen muy responsables de sus actos y de los sentimientos de las otras personas, a veces, sin proponérselo.
Por otro lado, muchos poliamorosos esgrimen el argumento de que es imposible que una sola persona te complemente y satisfaga todas tus necesidades. Personalmente, creo que este argumento también es endeble ya que, de inicio, parte de la premisa de que necesitas de otras personas para completarte o que necesitas una o varias parejas para satisfacer tus necesidades. Creo que eso es poner la responsabilidad de tu felicidad en otra persona.
El poliamor es una forma de relacionarse con más de una persona. Esta relación puede ser sexual, o meramente sentimental. La base para que se tengan relaciones sanas es que éstas sean concensuales, es decir, todos los participantes deben saber y estar concientes del tipo de relación en la que están. Y, hablando de sensatez, es evidente que al tener contacto sexual con más de una persona, hay que estar muy concientes de que las probabilidades de contraer una ITS o provocar un embarazo son muy altas. Es por eso que las relaciones seguras se vuelven un imperativo.
El poliamor no es para todas las personas. El monstruo de ojos verdes que son los celos, puede ser demasiado fuerte. Si tus convicciones personales te dicen que las relaciones sólo pueden ser de dos personas, o crees definitivamente que el amor verdader sólo puede tener como destinatario una persona, entonces el poliamor no es para ti. Pero lo importante es identificar que existen más de una forma de relacionarse con las personas y esto debe respetarse, ya que ninguna es mejor que otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus ideas y opiniones son muy importantes. Por favor, ¡compártelas en este espacio!

(En serio, todas sus opiniones serán tomadas en cuenta para mejorar este espacio)